¿Cómo mejorar el aspecto de la cicatriz de mi cesárea?

Una de nuestras mayores preocupaciones después de la cesárea es el cuidado de nuestra herida. Pero ¿hay algo que podamos hacer para que nuestra cicatriz no sea muy notoria? La ginecóloga Corina Hidalgo nos orienta.

Imagen Portada

Traer vida al mundo demanda un gran esfuerzo físico y si se trata de un nacimiento por cesárea, implica además una lenta recuperación. En ese caso, es normal que nos preguntemos qué pasará con nuestro cuerpo luego de la cirugía y qué

Si bien antes era usual que las cesáreas dejaran cicatrices verticales y muy notorias a la altura del abdomen, en la actualidad se tiende a hacer un corte horizontal por debajo de la línea del bikini, lo que en términos estéticos es mucho más satisfactorio.

No obstante, cuando se trata de nuestra piel lo mejor siempre será la prevención. Por eso, si sabes que te van a realizar una cesárea, prepara tu piel anticipación. Hidrátala y nútrela lo suficiente para que la dermis sufra lo menos posible. Asimismo, cuida tu alimentación, consume proteínas y bebe mucha agua.

Por otro lado, si tienes piel queloide, debes comentárselo a tu médico para que lo tenga en cuenta al momento de la cesárea, y que en la medida de lo posible el corte no sea tan grande. ​

Pero… ¿si tienes una cesárea de emergencia? ¿qué hacer después?

La ginecóloga Corina Hidalgo nos da algunas pautas para un óptimo cuidado de la herida en el posparto.

  • En las primeras semanas después de la cesárea es importante vigilar la cicatriz, para verificar que no haya sangrado o apertura. Luego de unos días, no necesitarás cubrirla todo el tiempo. Sanará más rápido si es está destapada.
  • La higiene diaria es crucial. Lava la herida con agua tibia y jabón neutro. Sécala muy bien con gasas limpias y haciendo leves toques.​
  • Durante el proceso de cicatrización utiliza prendas suaves y ligeras, de preferencia de algodón. La ropa interior no debe rozar directamente la herida.​
  • También puedes usar láminas de gel de silicona para atenuar y retrasar la aparición de una cicatriz hipertrófica o queloide. Se coloca sobre la herida posoperatoria y puedes encontrarla en farmacias.​
  • Una vez retirada la sutura y cicatrizada la herida, puedes aplicar crema hidratante para ayudar a recuperar la elasticidad de tu piel. Hazlo con masajes suaves, siempre y cuando no sientas dolor.​
  • Evita que te dé el sol en esa zona, al menos durante los 6 meses posteriores a la cesárea. Eso evitará cambios en la pigmentación del nuevo tejido formado en la cicatriz.​

Recuerda que cada cuerpo es único y el acompañamiento de un especialista es importante para una pronta recuperación y buena cicatrización. Asimismo, puedes cuidar tu piel desde el día uno del embarazo con el Sérum para estrías WOWMOM, creado especialmente para hidratar la piel de tu pancita a medida que crece. Además de prevenir la aparición de estrías y aliviar la molesta picazón. Encuéntralo aquí.

¡Compártelo con otras mamás que necesiten saberlo!

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

0
    Tu cochecito de compras
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda