Estrías en el posparto: ¿cómo lidiamos con este cambio en nuestro cuerpo?

“Si tienes estrías, no te preocupes, no es nada malo. ¡Hasta yo que soy dermatóloga las tengo!”, nos dice la especialista peruana Catherine Córdoba. Y tiene razón: es normal que cuando estamos embarazadas nos salgan estrías en el abdomen, caderas y mamas.

Imagen Portada

Según un estudio del British Journal of Dermatology, 9 de cada 10 mujeres las presentan durante la gestación. Aunque es una situación muy común, no por eso deja de ser una preocupación física y emocional durante y después del embarazo.

La Dra. Córdova nos dice que la clave está en prevenir: lo ideal es hidratar tu piel en la mañana y en la noche, con la crema que tengas en casa, así como tratar de no ganar mucho peso en el embarazo. ¿Y qué podemos hacer luego del parto? “Las estrías realmente no pueden desaparecer porque la piel ya se rompió”, nos explica la doctora. No obstante, sí podemos mejorar su apariencia con tratamientos dermatológicos, sobre todo cuando están en la primera etapa de formadas (que es cuando aún tienen una apariencia rojiza).

“Convertirse en madre es un proceso complejo que trae consigo muchos cambios físicos. Por momentos puede que estos cambios te sorprendan e incluso no te reconozcas en ellos”, nos recuerda la psicóloga perinatal, María del Pilar Vicente. “Ponte en contacto con tu cuerpo, conócelo y escúchalo a través de actividades como el deporte, la meditación o el yoga. Recuerda que cada cambio te acercó a conocer a tu bebé, tu cuerpo está lleno de vida”, recomienda.

¡Compártelo con otras mamás que necesiten saberlo!

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

0
    Tu cochecito de compras
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda