Hablemos de depresión posparto

Para muchas mujeres, la experiencia del embarazo, el parto y el puerperio puede venir seguida de una profunda tristeza, miedo, ansiedad y, en algunos casos, dificultad para cuidar de sí mismas y de sus bebés. Estos pueden ser síntomas de depresión posparto y si crees que estás pasando por ello, debes saber una cosa: no estás sola.

Imagen Portada

Para muchas mujeres, la experiencia del embarazo, el parto y el puerperio puede venir seguida de una profunda tristeza, miedo, ansiedad y, en algunos casos, dificultad para cuidar de sí mismas y de sus bebés. Estos pueden ser síntomas de depresión posparto y si crees que estás pasando por ello, debes saber una cosa: no estás sola.

Es necesario diferenciar el llamado “baby blues”, que se debe a los cambios hormonales que pasamos tras el parto, de una depresión posparto, nos dice la psicóloga perinatal Mapi Vicente. Ambos son trastornos que a menudo se pueden confundir porque tienen síntomas muy simulares, como tristeza, irritabilidad o muchas ganas de llorar. No obstante, existen algunas diferencias que nos ayudan a comprender qué es lo estamos experimentando y cómo debemos tratarlo.

“Experimentarlo es más frecuente de lo que pensamos: el 40% de todas las depresiones posparto iniciaron en el embarazo y no fueron tratadas a tiempo”, asegura Mapi Vicente. En el siguiente video, nos detalla cuáles son los síntomas más comunes.

¿QUÉ HACER PARA SENTIRNOS MEJOR?

“Solemos pensar que la maternidad es de color de rosa y esperamos que todo sea felicidad”, afirma Mapi Vicente. “Debemos ajustar nuestras expectativas y comprender que se trata de una etapa de cambios muy grandes y adaptación”.

“Convertirte en madre es un proceso: sentirás mucha felicidad, amor e ilusión, pero por momentos también estarás agobiada, cansada, abrumada con todas las demandas que tiene tu bebé. Es natural sentirse así”, señala la psicóloga.

Asimismo, nos da estos tips:

  • Ten una red de apoyo fuerte. Rodéate de todos aquellos que te quieren y tómate un tiempo para contarles sobre cómo te sientes.
  • Recurre siempre a páginas web, comunidades y especialistas que te ayuden a resolver tus dudas y te brinden información certera y valiosa.
  • Si sientes que necesitas ayuda, acude a un profesional de la salud capacitado.

“La depresión posparto tiene cura y diagnosticarla a tiempo evita consecuencias adversas en la madre, el bebé, el vínculo y la familia”, afirma Mapi Vicente y nos recuerda que “sufrir de depresión posparto no significa que seas una mala mamá o que no ames a tu bebé”.

¡Compártelo con otras mamás que necesiten saberlo!

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

0
    Tu cochecito de compras
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda