Mastitis: ¿qué es y cómo podemos prevenirla?

La lactancia es una experiencia maravillosa, pero a veces puede presentarnos algunos retos físicos, como la mastitis. En esta nota, la asesora de lactancia Fiorella Guzmán nos da algunos consejos para prevenirla.

Imagen Portada

Si estás embarazada o dando de lactar seguramente has escuchado hablar de la mastitis. “Se trata de una inflamación del tejido mamario de causa infecciosa y no infecciosa”, explica la asesora de lactancia Fiorella Guzmán.

Entre los factores que nos predisponen a sufrir mastitis destacan la retención de leche y el no vaciado del pecho, así como el sobrecrecimiento bacteriano. Por eso, es importante cuidar la frecuencia de las tomas, sobre todo las nocturnas. De esta forma, evitaremos una posible congestión mamaria u obstrucción de los conductos, que pueda desencadenar una mastitis.

Algunos de los síntomas que nos permiten reconocerla son el malestar general, muy similar al de la gripe, con dolor de cuerpo y fiebre. Además de la hinchazón de las mamas, sensación de calor al tacto, enrojecimiento de la piel y dolor o ardor al dar de lactar.

Lamentablemente, la mastitis es una de las principales causas del abandono de la lactancia materna. No obstante, con los cuidados del caso, esta afección se puede prevenir.

Algunos consejos para prevenir la mastitis

  • Higiene. Lávate frecuentemente las manos con agua y jabón y asegúrate de mantener limpio tu extractor de leche y pezoneras. ​
  • Comodidad. Evita mantener los protectores de pezones mucho tiempo sin cambiarlos. Esto puede aumentar el riesgo de hongos en la zona debido a la humedad. Tampoco uses sostenes ajustados, podrían causar obstrucción de los conductos. ​
  • Masajes en la zona de las mamas. Ayudará a mejorar la circulación de la sangre y el líquido linfático, además de reducir la hinchazón y el dolor. ​
  • Postura correcta. Varía de posición al dar de lactar según la necesidad de tu bebé y evita aquellas que compriman tu pecho. Utiliza almohadas para apoyarte. ​
  • No dejes de amamantar. Cuanto más lacte tu bebé a demanda, menores serán las posibilidades de tener una mastitis. ​
  • Recuerda​: Si crees que estás desarrollando una mastitis, acude al médico lo antes posible para asegurarse de que no haya infección.

    Nos ilusiona mucho poder acompañarte en tu lactancia. Sabemos que es una etapa muy especial para ti y tu bebé, pero a veces también pueden surgir algunas molestias físicas. Por eso, hemos creado la Crema para pezones WOWMOM, para brindarte alivio y humectación en esta zona. ¡Porque tu bienestar es tan importante como el de tu pequeño! Encuentra este y otros productos WOWMOM aquí.

¡Compártelo con otras mamás que necesiten saberlo!

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

0
    Tu cochecito de compras
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda