Preparemos nuestra piel para el verano, en el embarazo y el posparto

Durante el embarazo, tomar sol con mesura nos ayuda a relajarnos y nos trae bienestar emocional; a nivel físico, la vitamina D nos ayuda al fortalecimiento de los huesos. Sin embargo, si estás embarazada no es recomendable tomar sol o exponerse mucho tiempo sin la protección adecuada pues podría aumentar la posibilidad de tener manchas en el rostro.

Imagen Portada

Por otro lado, no debes correr el riesgo de tener quemaduras solares, pues en el embarazo o la lactancia hay muchos medicamentos que no puedes tomar.

La dermatóloga Catherine Córdoba nos da unos tips que podemos seguir para prepararnos para la estación:

  • Ponte bloqueador de factor alto (50+), sin importar el tono de tu piel.
  • Échate el bloqueador al menos 30 minutos antes de exponerte al sol. Vuélvete a aplicar el bloqueador cada dos o tres horas, incluso dentro de casa.
  • Mantén tu piel hidratada por dentro y por fuera: bebe muchos líquidos (el agua siempre será lo mejor) y no olvides tu crema humectante.
  • Si vas a estar al aire libre, trata de estar bajo sombra, usa sombrero y lentes de sol. ¡No te descuides en los días nublados!

¿Y qué pasa con el bikini, podemos usarlo en el embarazo? No hay ninguna razón para que tu pancita no pueda gozar también del sol, pero debes regirte bajo las mismas reglas de protección del rostro: mucho bloqueador y poca exposición directa.

¡Compártelo con otras mamás que necesiten saberlo!

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

0
    Tu cochecito de compras
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda