SÍNTOMAS DE EMBARAZO: ¿QUÉ PASARÁ CON MIS PEZONES?

Maternidad real: amamantar es una experiencia única… pero notarás cambios en tus pezones, incluso desde el embarazo.
19 agosto, 2021
|
Por Redacción WOWMOM

Nuestro cuerpo se prepara para la llegada del bebé desde su concepción. Por eso, es normal que muchas mujeres perciban cambios en sus pechos a partir de las primeras semanas de gestación. De hecho, este suele ser el primer síntoma que nos anuncia un embarazo.

 

Es natural que en el segundo trimestre nuestros pezones y areolas cambien de color y se oscurezcan. Nuestro cuerpo se adapta para favorecer la lactancia desde el embarazo.

 

A partir de las cuatro semanas y debido al incremento de las hormonas, los senos se pondrán más sensibles, empezarán a acumular grasa y las glándulas mamarias aumentarán de tamaño. Pero, ¿qué ocurre con nuestros pezones? Es posible que al inicio solo sientas una ligera picazón y que poco a poco comiencen a resecarse.

Durante el segundo trimestre quizá notes que tus pezones y la zona que los rodea, llamada areola, crecen y se ocurecen. ¡Tranquila! Esto también es normal y según la obstetra y asesora de lactancia Fiorella Guzmán se trata de una señal visual para que el recién nacido pueda encontrar más fácilmente el pecho y coja toda la areola cuando le demos de lactar.

También notarás que tus pezones se ponen más rugosos al tacto debido al crecimiento de las glándulas de Montgomery, unos pequeños puntos en las areolas que se encargan de producir una sustancia aceitosa que ayuda a mantener el pezón flexible y suave, y cuyo olor es similar al del líquido omniótico, al que los bebés ya están acostumbrados desde el vientre de su madre. Esto, sumado al color oscuro de los pezones, los guía hacia la teta y favorece la lactancia desde el primer momento.

Cuidado de los pezones en la lactancia

Para muchas, hacer que nuestro bebé agarre perfectamente el pecho a la hora de lactar puede ser todo un reto: Romy nos contó que su bebé solo cogía su pezón y que eso le producía mucho dolor, mientras que Noemí sentía incomodidad al amantar porque en pocos días le salieron heridas.

Los pezones agrietados y el dolor en la succión son situaciones normales en esta etapa pero pueden prevenirse y aliviarse. La obstetra y asesora de lactancia Fiorella Guzmán nos da algunos tips para el cuidado de los pezones en la lactancia:


En resumen:
– Es importante que el bebé abra bien su boca y se prenda de toda la areola. Si solo coge del pezón, habrá dolor y no tendrá una buena transferencia de leche.
– Si tienes los pezones agrietados, mantener tus pechos al aire libre ayudará a que cicatricen más rápido.
– También puedes extraerte la leche que te está costando dar a causa de las heridas. Dásela a tu bebé en cucharitas o con un vasito para evitar confusiones de tetina y pezón. Así cuando sanen tus heridas, podrás retornar fácilmente a la lactancia materna exclusiva.

Sigue estos consejos y poco a poco las molestias irán desapareciendo. Recuerda que también puedes proteger la piel de tus pezones y sentir mayor comodidad durante la lactancia con la nueva Crema para pezones WOWMOM, hecha con 100% lanolina natural y aprobada por la Sociedad Peruana de Obstetricia y Ginecología. Encuéntrala en nuestra tienda.

 

Lactancia maternidad real Pezones Salud maternal Síntomas de embarazo Tips de expertos

Comenta con la comunidad

Queremos saber tu experiencia, inicia sesión y cuéntanos.

Wowmom
0
    0
    Su carrito
    Tu carrito esta VacíoVolver a la Tienda